Video-receta: Pizza de Pollo Relleno La Cuina
19 noviembre, 2015
Entrevista Gourmet a Jaime Álvarez, director general de Gourmet
25 noviembre, 2015

Verduras: 5 al día y 10 razones para comerlas

Los 5 sentidos, los 5 continentes, los 5 elementos. El 5 es un número clave que nos trae a la memoria desde una conocida saga literaria de aventuras de una pandilla juvenil a los dedos de una mano. Pero desde hace un tiempo, este número también sirve para recordarnos la cantidad de frutas y verduras que debemos consumir en un día.

“5 al día” es una campaña que promueve el consumo de cinco raciones diarias de verduras y hortalizas. Cinco, Five, Cinq … y es que esta campaña se desarrolla en 40 países del mundo a través de diferentes instituciones, asociaciones y empresas con el fin de recordar a la población de la importancia de consumir estos alimentos para mantener una dieta equilibrada. ¿Y por qué 5? Y uno 4, 6 o 3’1416. Pues porque los expertos coinciden en que ésta es la cantidad que garantiza el objetivo: la cantidad “mínima” que el ser humano necesita para una correcta alimentación.

En este artículo, nos centraremos en la verduras. Las verduras son una parte importante de la alimentación de todo ser humano, por ello es necesario que las incorporemos a nuestro día a día para mantener una buena salud. Estos alimentos, contienen altas dosis de vitamina K, hierro y magnesio, que nos ayudarán a mantener a raya los niveles de glóbulos rojos en sangre, además de mejorar la cicatrización y el estado general de todos los tejidos corporales. A pesar de todo, hay muchas personas a las que les cuesta incorporar este alimento a su dieta, pero existen muchos trucos: como incluirlas en nuestro menú en ensaladas o en cremas de verduras (especialmente en estos meses de frío). Nosotros, en Gourmet, contamos con una excelente crema de untar de hummus que os ayudará a añadir raciones de verduras, y sus efectos positivos, a la dieta.

HUMMUS-1
Las razones por las cuales se aconseja la ingesta de verduras son variadas y extensas. Aquí señalaremos las que consideremos más importantes:

Primera razón: Las verduras, en concreto las verdes, son una gran fuente nutricional y aportan gran cantidad de vitaminas A,C,E,K,B, además de minerales y fibras.

Segunda: La clorofila que contienen. Este compuesto ayuda a llevar energía y oxígeno a las células.

Tercera: Las verduras contienen enzimas, esenciales para la digestión y que ayudan a preservar la salud de los órganos. Es importante tener presente que la cocción destruye las enzimas, por lo tanto obtendrá mayor beneficio de ellas si se comen crudas o levemente cocidas al vapor. Un hervido en su punto es un plato ligero, sano y saludable.

Otro truco para mantener las preciadas enzimas es agregar verduras o algunas “super-verduras” – como la hierba de trigo, chlorella o spirulina – a los licuados o zumos para un nutritivo y saludable snack. El zumo de naranja y zanahoria es altamente recomendable.

Cuarta: El elevado contenido de hierro, muy importante especialmente para las mujeres, los vegetarianos y veganos.

Quinta: Las verduras de hojas verdes contienen una buena cantidad de carotenoides, los cuales son un tipo de anti-oxidantes que protege las células en una temprana etapa del cáncer. Además, existen de otros colores como amarillo, naranja y rojo. Los podemos encontrar en verduras como el tomate, el pimiento rojo, el brócoli, el aguacate, la calabaza, las espinacas o la zanahoria.

Sexta: Las verduras ayudan a purificar la sangre. Son alimentos de PH-alcalino alto, por lo que contrarresta las dietas muy ácidas: aquellas que abusan de productos animales, alcohol, café, azúcar, comidas procesadas, etc. Además, algunos estudios apuntan a que pueden ser beneficiosas para la personas expuestas a altos niveles de polución, como las zonas urbanas. Ojo a los habitantes de Madrid y de Pekín (por poner algunos ejemplos recientes).

Séptima: Podríamos decir que son un potosí. Una mina rica y preciosa de donde extraer minerales: zinc, potasio, fósforo, calcio, magnesio y ácido fólico.

Octava: Mejoran la circulación sanguínea, al igual que el funcionamiento del hígado, la vesícula y los riñones.

Novena: Son un descongestionante natural que nos ayudará en los procesos de resfriados o catarros. Disminuyen la mucosidad.

Décima: Todos estos súper poderes serán más efectivos si se ingieren de la manera menos procesada posible y más natural. Por ejemplo, los jugos licuados o zumos. Conviene saber que, si se ingieren las verduras en forma de jugo (exprimido), aunque no tendrán las fibras que nos ayudan en la tarea laxante, los nutriente, minerales y vitaminas son absorbidas directamente por el cuerpo e inmediatamente disponibles en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies