Ahora, más que nunca, una alimentación equilibrada es vital para tu salud
9 febrero, 2021
Qué comer después de entrenar para que tu esfuerzo de frutos y estés saludable
9 marzo, 2021

Cremas de verduras, sanas, deliciosas, nutritivas y fáciles de preparar

Si eres un incondicional de las verduras no necesitaremos demasiado esfuerzo para convencerte, pero, si lo vegetal nunca ha sido santo de tu devoción, las cremas pueden suponer un punto de inflexión en tu alimentación. Son ligeras, fuente de vitaminas, minerales y fibra, fáciles de hacer y admiten tantas combinaciones que es casi imposible no dar con aquella que se ajuste a tus gustos. Te garantizamos que, con un poco de imaginación y siguiendo los consejos que te damos continuación, pronto se convertirán en un imprescindible en tu mesa.

Consejos para preparar una crema de verduras perfecta

  • Sofríe siempre las verduras. Si a pesar de utilizar gran variedad de verduras a tus cremas les falta sabor, es muy posible que estés cometiendo uno de los fallos más comunes: no rehogarlas antes de cocerlas. Prueba a hacer un buen sofrito con aceite de oliva. No supone más de 10 minutos, pero el resultado es una sabrosísima crema.
  • Utiliza caldo en lugar de agua. Si sustituyes el agua por un buen caldo de verduras, a ser posible casero tu crema entrará en otra dimensión. Hay quien opta por caldos de carne o de pollo e incluso por pastillas de caldo, pero corres el riesgo de quitarle protagonismo al sabor de las verduras.
  • Cuida el punto de cocción. No por tener que pasar las verduras para hacer tu crema es necesario que las hiervas hasta que casi se deshacen. Este error, también bastante común, no solo restará sabor a tu elaboración, sino que hará que las verduras pierdan todos sus nutrientes. Es también muy importante que respetes los tiempos de cocción de cada verdura, pues no es lo mismo cocer una patata que unas acelgas. Es recomendable consultar una tabla de cocciones para cocer cada ingrediente el tiempo adecuado.
  • Utiliza la cantidad de agua o caldo adecuado, ni más ni menos. Si ponemos mucha, la crema se nos quedará demasiado clara e insulsa y si ponemos poca podría resultar excesivamente densa. La regla de oro es que el caldo cubra justo las verduras y un dedito más. Es mejor que nos falte a que nos sobre, ya que en el primer caso siempre podemos añadir un poco de caldo o agua a la hora de triturar, pero si nos sobra será más difícil que no quede agualichada.
  • Añade algún ingrediente que le aporte textura. Además del sabor, la textura es parte fundamental del secreto de una buena crema de verduras. Si solo utilizamos verduras con mucha agua el resultado será muy parecido al aguachirle. Para evitarlo, es fundamental que a las verduras elegidas para la crema añadas una patata, queso cremoso, nata o incluso copos de avena triturados.
  • Atrévete con la olla exprés. Hay a quien le da miedo utilizarlas o quien piensa que nunca salen tan sabrosas como las cocemos en una olla tradicional. Pero nada más lejos de la realidad, las ollas rápidas modernas no solo son totalmente seguras, sino que respetan al máximo el producto, conservando todos su sabor y nutrientes. Otra ventaja de este tipo de olla es que se puede cocer a la vez todos los ingredientes y se gana tiempo, ya que podemos partir de frío.
  • Tritura bien. Es fundamental elegir el vaso triturador adecuado. Los robots de cocina o los vasos en los que se preparan los batidos son idóneos para hacerlo. Cuanta más velocidad tenga la batidora más aire entrará a nuestra crema y, por tanto, la textura será mucho más suave y esponjosa.

Ventajas de las cremas de verduras

  • Fuente inagotable de vitaminas. Puedes mezclar tantas verduras como te lo permita tu imaginación, lo que se traduce en un plus de sabor y lo que es más importante, en un cóctel multivitamínico super saludable.
  • Tus mejores aliadas si quieres adelgazar. Su alto contenido en fibra tiene un gran poder saciante y ayuda al tránsito intestinal. Además, al ser una comida líquida y caliente tu estómago se dilata y tu cerebro interpreta que estás lleno antes.
  • Para todos los gustos y necesidades. Puedes preparar cremas con los vegetales que más te gusten o que mejor cubran tus necesidades nutricionales.

Como ves, las cremas de verduras son de todo menos aburridas. Puedes innovar o elegir entre las infinitas recetas que encontraras en libros de cocina o internet. Nosotros hoy te proponemos dos super originales, fáciles y deliciosas para que vayas abriendo boca.

Crema de calabacín con cebolla caramelizada y manzana

Todo un contraste de texturas y sabores muy ligero y sabroso. Para su preparación cortamos una cebolla grande finamente y la dejamos pochar a fuego muy lento, hasta que se caramelice. Mientras tanto pelamos y troceamos dos calabacines, una patata y una manzana. Cuando la cebolla comienza a coger color, incorporamos primero los calabacines y rehogamos durante dos minutos. Después, añadimos la patata y continuamos cocinando otros tres minutos. Cubrimos con agua como para cubrir la patata troceada y lo dejamos cocer durante unos 15 minutos, hasta que la patata este casi cocida. Es el momento de incorporar la manzana y dejar cocinar durante otros cinco minutos. Finalmente trituramos hasta obtener una crema suave.

Crema de calabaza y lentejas rojas al curry

Pelamos y picamos una cebolla en trozos pequeños, pero no demasiado finos y la pochamos en aceite de oliva a fuego suave durante 10 minutos. Mientras, pelamos una calabaza mediana, la cortamos por la mitad y retiramos las pipas y las hebras del interior. Cortamos en dados de unos dos centímetros. Cuando la cebolla este pochada pelamos dos dientes de ajos y se los añadimos cortados por la mitad, junto con una cucharada de curry y una cucharadita de jengibre rallado. Incorporamos un bote de lentejas rojas hervidas y la calabaza y mezclamos bien. Regamos con medio litro de caldo de verduras. Tapamos la cacerola y dejamos cocer a fuego medio durante unos 20 minutos. Añadimos un yogur natural y trituramos hasta conseguir la textura deseada. A la hora de servir podemos añadir un chorrito de nata líquida, semillas de sésamo y unas hojas de cilantro fresco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies