Batch cooking o cómo ahorrar tiempo, dinero y trabajo mientras cocinas
22 abril, 2020
Come sano, come fiambres y embutidos
26 mayo, 2020

Los platos preparados pueden formar parte del menú de la dieta más saludable

Cooked meat lasagna in black plastic box, served with vintage fork, fresh cherry tomatoes and basil leaves over old dark wooden textured background. Market semifinished catering theme.

El ritmo frenético de la sociedad actual y la plena incorporación de la mujer al mundo laboral han hecho que la comida preparada se convierta en una alternativa habitual en la alimentación de las familias españolas. Más allá de las tradicionales pizzas, en los aparadores de cualquier supermercado encontramos platos fáciles de preparar, rápidos, variados y nutritivos. Porque la comida preparada ya no es sinónimo de comida basura.

El auge de la demanda de este tipo de productos y la creciente competencia entre las empresas que los fabrican, han obligado a éstas a invertir en innovación e investigación y responder a los consumidores con recetas de una mayor calidad nutricional. A pesar de esta incuestionable mejora de los platos preparados, lo cierto es que los nutricionistas advierten de que, ni mucho menos, pueden ser el pilar del menú de una dieta saludable. En cualquier caso, lo que sí es cierto es que existen infinidad de bulos y mitos acerca de la comida preparada sobre los que queremos arrojar algo de luz.

Cuando hablamos de platos preparados no nos referimos a pizzas, hamburguesas o sándwiches de máquina. En el mercado encontramos platos elaborados con productos frescos, locales, saludables e incluso compatibles con alergias e intolerancias alimentarias y cuyos envases son respetuosos con el medio ambiente. Entre este tipo de alimentos encontramos los llamados de “cuarta gama”, entre los que encontramos ensaladas, frutas y hortalizas limpias, cortadas y envasadas o los de “quinta gama”, recetas preparadas y envasadas por empresas especializadas, que se pueden consumir directamente o servir de base de platos más completos y elaborados según el gusto de cada familia.

En el origen de la comida preparada, ensaladas, lasañas o wraps fueron ganando terreno en los frigoríficos de los supermercados y tiendas de alimentación pero, poco a poco, el consumidor se ha hecho más exigente y hoy en día estas propuestas gastronómicas han mejorado notablemente tanto en variedad, como en sabor y calidad. Hoy recogemos algunas propuestas que te pueden sacar de más de un apuro sin menoscabar en absoluto la calidad de tus menús.

  • Ensaladilla rusa. No hay aparador de supermercado en que este tradicional plato de la gastronomía española no tenga un lugar protagonista. Elaborada con productos sanos y nutritivos como la patata, el atún o la zanahoria puede ser un entrante o primer plato perfecto.
  • Tortilla de patatas. En este caso nuestra recomendación se restringe a esos días en que el tiempo ha volado y no tienes ni diez minutos para preparar una cena. En el mercado encontramos una amplísima oferta de este delicioso plato, desde la tradicional, a la de patata con cebolla o las que incluyen chorizo, espinacas o berenjenas. Muchas de ellas son más que aceptables pero nunca harán sombra a una buena tortilla reciente hecha con tus propias manos.
  • Recetas italianas. Pastas, canelones, pizzas o lasañas. Encontramos infinidad de ellas y muchas han conseguido asemejarse bastante a las recetas tradicionales. Entre estas preparaciones nosotros te recomendamos nuestras lasañas de La Cuina. De pollo, boloñesa o espinacas, esta joya de la gastronomía italiana, elaborada con los mejores y más frescos ingredientes, te puede sacar de cualquier apuro o convertirse en el plato principal preferido de tu familia. Cuatro minutos al micro y a disfrutar.
  • Platos de legumbres. En tu súper puedes encontrar fabadas, lentejas e incluso recetas gourmet, importadas de Francia con oca o pato, que podrían competir con los chefs más reputados.
  • Hummus. Desde La Cuina te proponemos otra forma de comer legumbres. Los patés vegetales de La Cuina hacen las delicias de los paladares más exigentes, al tiempo que cuidan tu salud y son perfectos para todos aquellos que quieren llevar una vida sana. Tanto nuestro hummus tradicional como el de berenjena pueden ser un delicioso y nutritivo entrante en cualquiera de tus menús.
  • Asados rellenos. La Cuina te ofrece la más completa gama de pollos rellenos, cocinados al horno con las recetas más tradicionales. Desde el clásico pollo relleno, al delicioso de nueces y queso, el de jamón y huevo o el exquisito pollo relleno de ciruelas y albaricoque. Una apuesta segura que no te decepcionará.

Como conclusión apelamos al sentido común. En el mercado encontramos platos preparados de incuestionable calidad y muy valiosos nuticionalmente, pero no por ello debemos dejar de cuidar la alimentación de los nuestros y delegar esta responsabilidad en las empresas. Recurrir a la comida preparada es totalmente seguro, pero siempre que la combinemos con frutas, verduras o legumbres y llevemos una vida activa. Tampoco debemos olvidar la importancia de leer detenidamente el etiquetado de los alimentos para descartar que conservantes, azúcares o grasas saturadas sean los ingredientes principales de estos platos preparados.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies