Huye de las dietas milagro y aprende a comer para evitar el efecto yo-yo
10 junio, 2020

Cuídate sin renunciar a los pequeños y saludables placeres entre horas

Tanto si quieres adelgazar como si simplemente quieres llevar una dieta equilibrada, no deberías obviar ninguna de las cinco comidas recomendadas por los expertos. Elegir menús saludables y ligeros para tu desayuno, comida o cena es tarea fácil pues, además de los nutricionistas, contamos con infinidad de ideas y dietas colgadas en las redes. Pero ¿qué pasa con el almuerzo o la merienda? ¿cómo podemos preparar snacks que no estén repletos de azúcar, hidratos de carbono o grasas? Pues te aseguramos que, con un poquito de tiempo y pequeñas dosis de imaginación, tendrás snacks baratos, bajos en calorías y deliciosos. Hoy te damos algunas ideas que te ayudarán a saciar el hambre entre horas y evitar los atracones que provocan los ayunos prolongados.

  • Chips vegetales

Ya seas fan de las verduras o si por el contrario no son santo de tu devoción esta manera de prepararlas te va a encantar. Uno de mis preferidos son los chips de pepino. Solo necesitas medio pepino, una cucharadita de vinagre de manzana y una pizca de sal. Cortas el pepino en rodajas muy finas y mezclas todos los ingredientes en un vol. Después los dispones sobre una bandeja y horneas durante 5 minutos a 100 grados. Dejas enfriar y ¡a disfrutar! Otro chip delicioso y especial para los más golosos son los de manzana. La preparación es similar a la anterior, pero en este caso no necesitas vinagre ni sal. Solo córtala en rodajas finas y horneadla hasta que esté crujiente.

  • Crudités

En este caso sí, para disfrutar de este sanísimo snack, debes adorar las verduras, pues se trata simple y llanamente de escoger la que más te guste (zanahoria, apio, pepino o brócoli) y cortarla en pequeños trozos o palitos. Los introduces en una bolsa de plástico con cierre hermético y los podrás disfrutar a cualquier hora y en cualquier sitio.

  • Hummus

Puedes encontrarlo en los lineales de cualquier supermercado, pero nosotros te aconsejamos que lo prepares en casa. Es tan fácil como escurrir un bote de garbanzos hervidos y llevarlos a la batidora o el robot de cocina. Añades un ajo, dos cucharadas de aceite de oliva, sal y sésamo (al gusto) y bates bien. Si te gustan las especias, queda delicioso espolvoreado con comino o pimentón. Y para ahorrarnos las calorías del pan de pita, te aconsejamos que lo comas con palitos de zanahoria u hojas de endivia.

  • Guacamole

El aguacate es un gran saciante y te aporta grasas saludables omega 3. Si además lo preparas en guacamole y lo sirves con los mismos vegetales que te hemos sugerido para el hummus tendrás el aperitivo perfecto. Para preparar esta receta mejicana, dispones en un bol un aguacate maduro, un buen manojo de cilantro, cebolla y tomate picado al gusto, sal y un chorro de limón. Mezclas todo, machacándolo con un tenedor y ¡a dipear!

  • Edamame

Una manera perfecta de disfrutar de un riquísimo snack y aprovecharte de los muchísimos beneficios de la soja. Solo tienes que hervirlas, si son congeladas, o hacerlas al vapor, si las has comprado frescas. Una vez cocinadas, las dejas enfriar y puedes comerlas tal cual o aliñadas con un poco de pimentón dulce y una pizca de sal.

  • Huevo duro

Es el tentempié ideal para calmar el apetito y nutrirte con una de las mejores proteínas que puedes encontrar. Si quieres darle un toque original, puedes espolvorearlo con pimienta de cayena, pimentón o curry y un pellizco de sal. Un truco que aporta sabor y que acelera tu metabolismo, ayudándote así a quemar mucha más grasa y calorías.

  • Frutos secos

Aportan fibra, proteínas de gran calidad, grasas saludables y calcio y son un snack fácil y perfecto para picar entre horas cuando no tienes tiempo de preparar nada más elaborado. Nuestros preferidos son las nueces o las almendras y preferiblemente siempre al natural u horneados y sin sal.

  • Yogur griego natural con fruta

Si se te antoja algo dulce entre horas este puede ser tu snack perfecto. Una investigación de Harvard arrojó que consumir yogur reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2 y aumenta la inmunidad, pero, además, si es griego, se convierte en una gran fuente de proteínas. Si estás a dieta puedes optar por el desnatado y acompañarlo de la fruta que más te guste. Nosotros te aconsejamos fresas o cualquier otro fruto rojo.

Como ves, cuidarte no tiene por qué estar reñido con disfrutar de esos pequeños placeres entre horas que te sacian y te ayudan a seguir una alimentación sana y equilibrada.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Aviso de cookies